miércoles, 27 de abril de 2016

Baklava


La  Baklava es un dulce de origen turco que se come también en Grecia. Hay muchas variantes, pero todas se caracterizan por ser una masa de frutos secos entre hojas de fino hojaldre y todo ello bañado de almíbar. Es un dulce muy dulce e incluso empalagoso, pero aún así, resulta exquisito.
Ingredientes:

  • Pasta filo, unas 16 o 20 hojas (para el tamaño de mi molde, 22 x 32 cm, las partí por la mitad, por lo que me sirvió con un paquete de 8 a 10 hojas, aunque quedaba como un dedo de hueco por los bordes del molde). Si lo hacéis en un molde más grande con las hojas enteras, necesitáis dos paquetes de hojas y el doble de ingredientes.
  • Mantequilla derretida y algo de aceite.
  • 125 gr de azúcar polvo (si lo hacéis en la thermomix, la podéis pulverizar en ella como de costumbre).
  • Canela, nuez moscada, jengibre molido (yo no eché porque su sabor no me gusta en algunas cosas).
  • 120 g de pistachos.
  • 100 g de nueces.
  • 100 g de almendras (aunque los frutos secos los podéis mezclar como queráis, pero que sean unos 320-350 g en total).
  • Naranja confitada, dátiles sin hueso, pasas. Esto es opcional. Yo eché pasas y un poco de cabello de ángel que me había sobrado de otro postre.
Para el almíbar.
  • 200 ml de agua.
  • 150 g de azúcar.
  • 30 g de miel.
  • 10 g de zumo de limón.
  • 5 g de agua de azahar (si os gusta)
Modo de preparación
Mezclamos primero en un bol el azúcar, la canela, la nuez moscada y el jengibre si lo echáis.
Por otra parte trituramos los frutos secos hasta que queden con un aspecto granudo y se los añadimos a la mezcla anterior de azúcar y especias.


Fundimos la mantequilla en el microondas, al baño maría o en la thermomix, que se funda, pero que no se queme o hierva (cuidado especial en el microondas). Yo fundí unos 100 g y además usé unos 100 g de aceite.
Con una brocha de silicona o pincel para cocina, engrasamos el molde (yo le puse antes papel aluminio) y empezamos a poner hojas de masa untando cada una con mantequilla o aceite.


Hay que untar menos de lo que se ve en la foto, extendiendo la grasa mucho más de lo que parece en la imagen. 
Se ponen cuatro o cinco hojas (depende de que tengamos 16 o 20) y se echa por encima un tercio del relleno de frutos secos.


No tendremos relleno para hacer una capa uniforme y que cubra todo, pero no importa yo lo hice como en la foto y quedó buenísimo.
Se ponen otras cuatro o cinco hojas y se repite la operación hasta tener tres capas de relleno y se termina con las hojas de masa filo.


Si no se quiere tanta grasa, en lugar de pintar todas las láminas, se puede alternar o se puede untar las primeras y las últimas. Yo dejé sin pintar las últimas porque me parecía que ya llevaba mucha grasa y luego se levantaron en el horno. Recomiendo que si se quiere quitar grasa se quite de las láminas centrales, pero nunca de las de encima.
Se corta en cuadrados de un tamaño medio (5x5 cm) con cuidado de no rayar el molde. Yo lo hice con cuidado de no llegar hasta el fondo en los cortes, dejando una capa final sin cortar.


Lo metemos a horno a 180º (yo lo puse a 200), hasta que esté dorado (unos 25 minutos) y mientras vamos haciendo el almíbar.
Ponemos todos los ingredientes del almíbar en un cazo, excepto el agua de azahar que lo echaremos al final (si lo echamos) lo ponemos al fuego y lo tenemos 20 minutos a fuego fuerte removiendo de vez en cuando. (En Thermomix, 20 min, Varoma, vel 2). Añadimos el agua de azahar, lo mezclamos y lo retiramos del fuego.


Dejamos que se temple y cuando esté templado y hayamos sacado la pasta del horno, le echamos el almíbar por encima, repartiéndolo entre los cortes.


Movemos el molde con movimientos  de balanceo para que se impregne de almíbar y lo dejamos reposar hasta el día siguiente. Antes de comerlo, con un cuchillo de plástico para no rayar el molde (si es un molde que se raya) terminar de cortar los trozos hasta el fondo.



Como veis se levantaron las hojas de arriba. Yo creo que fue por no untarlas de mantequilla o aceite, no obstante, tienen una pinta estupenda. Con café están de muerte. Son muy dulces y tienen muchas calorías por lo que es un dulce para momentos muy especiales, muy de vez en cuando.
*Fotos propias


11 comentarios:

  1. Hola!!!! No sabía que también tienes un blog de cocina, y me ha encantado.
    Me has traído muchos recuerdos de mi viaje a Gracia con mis padres, este postre lo tenía olvidado y al leerte he podido incluso recordar el olor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un blog pequeñito al que dedico poco tiempo porque el otro se lo come todo. Yo también probé la baklava en Grecia por primera vez, aunque la más rica fue una que tomé en Estambul, Claro, el poste es turco.
      Esta receta es fácil, se puede hacer con niños, y está de muerte.
      Un beso, Marigem y gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. Muy bien explicado, yo hice algo parecido en el curso de galletas, y en vez de emplear un molde, hacía paquetitos rellenos que luego freí en vez de horno.
    También quedaba muy rico. Pero no quiero quitar mérito a tu receta, me consta que está muy rico ya que lo probé.
    Solo lo digo por añadir ideas y por provocar algo de cháchara.
    Besos y sigue cocinando que me encanta leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo pensé yo también hacerlo así, pero frito me parecía un exceso de grasa y luego vi que la masa filo se trabaja muy bien estirada y buscando inspiración en varias recetas, compuse ésta que ya lleva mantequilla y aceite de sobra, como para freírla encima.
      me alegro de que te gustara. A mí me encantó.
      Un beso.

      Eliminar
  3. hola Rosa! eres una maestra en todo lo que haces, en las letras y en la cocina. es-pec-ta-cu-lar!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, buhítos. Estaba delicioso, aunque es una bomba de dulce y mantequilla. Lo haré en ocasiones muy especiales.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola, que delicioso se mira todo, lastima que soy una papa para la cocina jaja
    Pero a veces le hago el intento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta receta es fácil y deliciosa. Un poco contundente y calórica. Te animo a probarla para darte un capricho o para celebrar algo.
      Un beso.

      Eliminar
  5. No conocía este dulce y tiene que estar riquísimo. Pero ahora hay que cuidarse un poco. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un postre turco realmente delicioso, pero muy dulce y realmente poco adecuado para cuidarse. Es solo para ocasiones muy especiales.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Es un postre turco realmente delicioso, pero muy dulce y realmente poco adecuado para cuidarse. Es solo para ocasiones muy especiales.
      Un abrazo.

      Eliminar

Los comentarios se agradecen, sobre todo si contribuyen a mejorar esta receta.