miércoles, 15 de junio de 2016

Hojaldre de cebolla caramelizada, queso de cabra y tomate.


Este hojaldre se lo debo a mi hermana que me habló de él el pasado fin de semana. Ella lo hace solo con cebolla caramelizada y queso de cabra. Yo decidí echarle tomate y orégano que le dieron un sabor muy mediterráneo. Nos obstante estos hojaldres se pueden rellenar de lo que se quiera. Es cuestión de echarle imaginación.

Ingredientes:

Para la cebolla caramelizada
  • Tres o cuatro cebollas dependiendo del tamaño, pero como 500 g.
  • Un chorro de aceite de oliva.
  • Un poquito de vinagre.
  • Tres o cuatro cucharadas soperas de azúcar (yo puse azúcar moreno, pero se puede hacer con azúcar blanco)
  • Un poco de sal (aunque en las recetas de cebolla caramelizada no lo pone, sin ella a mí me sabe sosa. Que sea dulce, no quiere decir que tenga que estar soso el plato.)

Para el hojaldre
  • Una lámina de hojaldre o masa brisa, redonda o rectangular, depende del molde. Yo la compro fresca, pero puede ser también congelada.
  • Un tomate hermoso.
  • Un queso de cabra de esos tubulares o rulo de cabra.
  • Orégano (o las hierbas que más nos gusten, puede estar muy bueno con albahaca, cilantro, etc. o ninguna hierba)
Modo de preparación:
Primero hacemos la cebolla caramelizada. Yo la hice la noche antes.
Se pelan y se cortan en aros finos (mejor con la mandolina, pero con un cuchillo queda perfectamente)


Se pone en una sartén con el aceite y la sal y se pone a fuego bajo para que se vaya pochando poco a poco. (Yo la puse en la thermomix a temperatura varoma, 25 minutos, giro a la izquierda, velocidad cuchara). En la sartén hay que cuidar que no se queme, para lo que hay que controlar el fuego y darle vueltas cada poco. 
Cuando la cebolla esté blanda, se añade el azúcar y se tiene otros 8 o 10 minutos hasta que coja color y se ablande del todo, cuidando de que no se queme (En la thermomix, se añade tras los 25 minutos y se pone otros 7 minutos a temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Tras esto quedó perfecta)


Como no quería que el líquido me humedeciera el hojaldre, la puse en un colador y la tuve así toda la noche.



Al día siguiente monté el hojaldre. Engrasé mi molde favorito pyrex y lo cubrí con la masa de hojaldre que hay que sacar del frigorífico como una hora antes (más si está congelado) porque en frío se trabaja muy mal. Se pincha en el fondo con un tenedor para que no se hinche (la masa brisa tiene la ventaja de que se hincha mucho menos)


Se extiende sobre el fondo la cebolla caramelizada.



Sobre la cebolla se van extendiendo las rodajas del rulo de cabra (yo lo saqué del frigorífico con el hojaldre y las rodajas me quedaron deformadas porque estaba muy tierno. Quizás es mejor trabajar el queso en frío)



Por encima ponemos el tomate en rodajas finas.


Por último lo espolvoreamos con el orégano.


Como me sobró un poco de masa de las esquinas, hice unas tiras con las que hice un adorno con bastante poca gracia, pero es que las artes plásticas no son lo mío. También me gusta, en este molde, doblar hacia dentro los bordes de masa


Lo metemos al horno precalentado a 180 grados (yo lo subí enseguida a 200 porque aquello se eternizaba) y lo tenemos como media hora o hasta que veamos que está dorado el hojaldre.


Nosotros lo comemos de plato único, con algo de fruta o yogur de postre. Está muy bien también acompañado de una ensalada o tras una sopa o puré. Si sobra algo, para la cena o para el día siguiente está muy bueno a temperatura ambiente. Y no olvidéis que se puede rellenar de casi todo.

*Fotos propias.

14 comentarios:

  1. Rosa aparte de hacer buenas reseñas de libros eres una buena cocinera. Una maravilla de receta la haré . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te guste. la verdad es que es muy fácil y queda buenísima.
      Encantada de verte también por aquí.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Mmmmmmm, esta la hago fijo porque me encanta la cebolla caramelizada, bueno y el queso de cabra, y el orégano...me gusta todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves que, además, es un plato sano. Si encima hacer tú el hojaldre, más sano aún, pero yo estos platos los hago por sencillos y rápidos y si te pones con el hojaldre, la cosa se complica. Ahora, calorías tiene las suyas, aunque como decíamos, hay que darse algún lujo de vez en cuando.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Qué pinta. Me encantan la cebollas y los tomates. A mí también me gusta la cocina, y tengo muchísimas fotos de platos hechos por mí, pero ahora la tengo descuidada por la literatura y la fotografía, y me limito a lo básico. Como veo que no puedo con todo tengo que elegir. No sabía que tuvieras un blog sobre recetas. Me pasaré por aquí de vez en cuando, para coger alguna idea Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Publico muy poco, aunque ahora en verano que tendré más tiempo, espero ponerlo un poco más al día. A veces no puedo publicar porque me olvido de hacer las fotos a la mitad (soy un desastre con la memoria). Tampoco pretendo hacer grandes fotos, sino fotos sencillas que den idea del plato.
      Sé bienvenida. Un beso.

      Eliminar
  4. Seguro que está delicioso, la pinta y los ingredientes usados ya lo dicen todo. A pasar de que la cocina no es lo mío, con esta receta me voy a atrever porque me ha encantado. De la semana que viene no pasa :))

    ¡Muchas gracias, Rosa!

    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil y está muy bueno. Ya me contarás.
      Besos.

      Eliminar
  5. Rosa hace buena pinta y lo mejor (para mi que no soy una gran cocinera) parece fácil de hacer, así que la voy a apuntar porque a mis hijos lo de la cebolla caramelizada y el queso de cabra les encanta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El queso de cabra y la cebolla caramelizada combinan muy bien, pero estoy pensando hacerlo la próxima vez con queso azul fuertecito. Tiene que quedar muy bien.
      A los chicos estos platos les gustan mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Qué buena pinta!!! Te la copio seguro, pero no para hoy, que todavía no he digerido la comida. Un besin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy ya no podemos comer más, pero para otro día puede estar bien.
      Un beso.

      Eliminar
  7. ¡Rosa! por fin llegué a tu blog de cocina, qué chulo, me ha gustado mucho lo que he visto, y la receta de este post es fácil para lo bonito y bueno que debe estar.
    Yo, desde que era joven, colecciono recetas (tengo recortes de miles y miles en carpetas), pero ya hoy en día está todo en internet y me resulta más práctico la búsqueda de cualquier receta.
    ¡Te mando un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es bobada tener recetas. Yo tengo en pinterest muchísimas, pero luego siempre acabo buscando en Google. Aunque yo soy mucho de abrir la nevera, ver e inventar sobre la marcha.
      Bienvenida. Espero verte por aquí. Este blog da poca guerra. Dos o tres cosas al mes.
      Un beso.

      Eliminar

Los comentarios se agradecen, sobre todo si contribuyen a mejorar esta receta.