lunes, 22 de febrero de 2016

Vichyssoise


Esta crema fría es una de mis favoritas. La receta que os traigo es tan distinta a las que circulan por ahí que quizás no merezca el nombre, pero está deliciosa y es más ligera. Sólo lleva puerros y leche. Ni patata, ni cebolla y, por supuesto, nada de mantequilla o nata, tan sólo un chorrito de aceite de oliva. Y las especias, claro.
En realidad, la receta no es mía. Me la dio mi amiga Pili, la de Sanlúcar (si me lees, un beso enorme y muchas gracias). Me la dio hace muchos años, y quizás he introducido algún cambio que no recuerdo, aunque creo que no. Últimamente, la hago en la Thermomix, pero se hace de maravilla en cazuela tradicional.

Ingredientes:

  • Unos 300 grs de puerros (se suele recomendar la parte blanca, pero a mí me gusta echar también de lo verde clarito.
  • Leche, la que vaya pidiendo, pero llevará unos 800 cc (yo la utilizo desnatada y aún así, queda buenísimo).
  • Pimienta negra.
  • Nuez moscada.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.
Modo de preparación:
Se cortan los puerros en rodajas de unos dos centímetros y se ponen en un chorro de aceite a fuego medio unos 15 minutos o hasta que ablanden.



Se echa leche que los cubra y sobrepase un dedo, se añade pimienta negra molida, nuez moscada y un poco de sal. Se pone a fuego medio que vaya cociendo. A medida que se va evaporando la leche, se va echando más hasta que ya se ven los puerros muy blanditos. Se tritura con la batidora de brazo.


 A mí en ese momento me suele quedar muy espesa, por lo que añado leche hasta que adquiere la consistencia que me gusta y lo cuezo un poco más. Se añade más pimienta, nuez moscada y sal si fuera necesario. Eso ya depende del gusto de cada cual, pero no conviene echar demasiado al principio. Siempre se puede añadir, pero nunca, quitar.
Finalmente, se deja enfriar y se mete en la nevera. A mí me gusta muy fría, pero hay quien la prefiere del tiempo e incluso caliente (lo ideal para días fríos de invierno)




Es una crema muy sabrosa que, aunque en principio es fría, se toma tanto fría como caliente, de hecho su inventor Louis Diat se inspiró para elaborarla en una sopa de patata y puerro que había desayunado todos los días de su niñez, invierno y verano, en su Francia natal. El cocinero elaboró esta sopa a principios del siglo XX en Estados Unidos a donde se había trasladado para trabajar en el Ritz.

*Fotos propias.

2 comentarios:

  1. No la he probado nunca, pero ahora que sé como se hace, probaré hacerla, parece sencilla.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la crema de verduras más rica desde mi punto de vista. Al hecerla sin nata ni mantequilla queda ligera y al no tener cebolla ni patata, resalta mucho el sabor del puerro. Una delicia.

      Eliminar

Los comentarios se agradecen, sobre todo si contribuyen a mejorar esta receta.