lunes, 1 de febrero de 2016

Bizcocho de compota de manzana y especias



Estoy intentando vaciar el congelador (¡qué ilusa!) y tengo varios paquetes de compota de manzana. Como se había terminado el bizcocho de fresas del otro día, he hecho este que ha quedado buenísimo. He consultado algunas recetas de la web, pero, o no me convencían, o me faltaban ingredientes por lo que he mezclado varias y he añadido de mi imaginación. Todo eso hace que siempre esté temblando cuando lo saco del horno y cuando lo pruebo, pero ha quedado fenomenal.
Ingredientes:

  • 35 gramos de azúcar.
  • 35 cc de leche.
  • 3 huevos.
  • Compota de manzana (unos 250 gramos pesaba la mía)
  • 70 gramos de harina.
  • Canela molida.
  • Calvo molido.
  • Un sobre de levadura química Royal (polvo de hornear)
  • Una manzana pelada y fileteada en gajos finos para el fondo del molde (no es obligatorio, pero así queda más tipo tarta y la manzana fresquita queda muy buena).
Realización.
Se bate el azúcar, los huevos y la leche hasta que quede bien mezclado, tome color blanquecino y aumente su volumen. Se puede hacer con varillas eléctricas, manuales o en un robot. Yo lo hice en la Thermomix y para esta parte siempre sigo las instrucciones que da para el bizcocho genovés.
A continuación, se añade la harina, la levadura, la canela y el clavo (se puede añadir también nuez moscada y jengibre, ambos molidos) todo tamizado en tamizador o en un colador. Si el clavo vemos que no está demasiado triturado (no todas las marcas lo hacen igual y si lo trituramos en casa, desde luego no queda hecho polvo), lo echamos sin tamizar que no pasa nada.


Revolvemos hasta que todo esté bien mezclado.
Añadimos la compota que habremos hecho como más nos guste a cada uno. Yo la hago sin triturar y tampoco pelo las manzanas. Le echo canela y un poco de zumo de limón y me gusta que quede espesa y con trocitos de la piel. Tampoco me gusta demasiado dulce. Prefiero que predomine un gusto ácido.


Lo mezclamos bien.
En un molde de base plana (yo en mi adorado pyrex) se unta todo el interior de aceite (puede ser mantequilla) y se extienden los filetitos de la manzana. Por encima se espolvorea un poco de azúcar moreno.


Se echa la mezcla por encima procurando que los trozos de manzana no se muevan.


Esas cositas oscuras que se ven son trozos de la piel de la compota.
Se mete en el horno precalentado entre 180 y 220 ("cada uno es como es, cada quien es cada cual" que diría Serrat, aunque él no se lo aplica a los hornos). Yo lo tengo media hora, por arriba y por abajo (no tengo otra posibilidad), sin aire. Para evitar que se dore enseguida y eso le impida subir, esta vez he seguido las indicaciones de Piluca en el comentario que hizo en el bizcocho de fresas: he puesto por encima, todo lo cerquita que he podido, la rejilla del horno cubierta de papel aluminio. Antes ponía el aluminio directamente sobre el molde, pero si subía mucho, se pegaba. De esta manera, como siempre quedan un par de dedos entre la rejilla y el molde, se evita ese problema. 
Tras esa media hora cubierto, se quita la rejilla y se deja dorar o se tiene hasta que esté (cuando al pincharlo, el palillo salga limpio) En esta ocasión tengo que decir que a la media hora, cuando le fui a quitar la rejilla, ya estaba dorado y hecho. 
Se apaga el horno y se deja dentro el bizcocho unos diez minutos con la puerta un poco abierta.



Este bizcocho no ha subido mucho, pero sí lo suficiente porque está perfectamente esponjoso como podéis ver.

Si lo vais a desmoldar, esperad a que enfríe totalmente. Yo lo guardo en el frigo tapado con film transparente. La manzana del fondo fresquita le da mucha gracia.
*Fotos propias

5 comentarios:

  1. ¿Has molido un "calvo"? ¿Es una receta "gore"? ¡Ñam, ñam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de ver a Tarantino, una se vuelve gore y lo que haga falta, y tritura clavos y hasta martillos si se tercia. Aun así, está buenísimo.
      Lástima que no se pueda compartir como los blogs.

      Eliminar
  2. Qué maravilla de bizcocho, Rosa!! Yo, que soy golosa hasta el extremo, tengo la boca hecha agua solo de mirar las fotos. Ademas creo que no debe quedar nada empalagoso, buenísimo!!

    Muchas gracias por esta receta de lujo :)

    Un "dulce" abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente bueno, Julia. Ya lo terminamos!! Ahora a desayunar pan con aceite y mermelada, que los dulces hay que controlarlos. Y los kilos.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Tiene buena pinta Rosa , hoy nosotros hemos celebrado San Blas y hemos comido las tortas bendecidas. Un abrazo

    ResponderEliminar

Los comentarios se agradecen, sobre todo si contribuyen a mejorar esta receta.